Pasar al contenido principal
×

¿Cómo crear una página Web para hacer dinero? Parte 5 - La implementación.

Una vez se ha planeado una arquitectura de información y una experiencia de usuario para un nuevo instrumento en Internet, ¿cuáles son los lineamientos y qué alternativas existen para su implementación?
Persona trabajando en el computador.
Persona trabajando en el computador.

Texto Equipo Pixel Foto por Marvin Meyer | Unsplash

Parte 5. La implementación.

El proceso de construcción se centra en dos elementos principales:

  1. Contenido.
  2. Instrumento en sí mismo.

 

Contenido

¿Cuál contenido producir?

  • Respuesta corta: el que le indica el mapa de navegación surgido del proceso de arquitectura de información.

Cada sección o servicio exigirá elementos de contenido o fuentes de datos particulares, a partir de lo cual se generará un inventario de material a producir o de fuentes de información con las cuales interactuar.

Aclaración: en este apartado se hablará de contenido refiriéndose a un texto, documento o fotografía dentro de una página Web y a datos como la información proveniente desde otro sistema que se debe migrar, integrar o conectar con el nuevo instrumento.

Preparar y producir el contenido o los datos que necesita el nuevo instrumento para Internet es un asunto que requiere de un buen nivel de síntesis.

Por tanto, hay que concentrarse en la calidad, pertinencia y originalidad, más que en el volumen de información de cada pieza. Volviendo al ejemplo, una sección como la del catálogo de frutas, no supone una descripción extensa o compleja acerca de cada ítem, sino más bien fotos atractivas y datos específicos de muchos productos para lograr el interés del cliente objetivo.

Por otra parte, cada contenido que resulte del inventario tendrá su respectivo formato, por ejemplo: datos desde una fuente, texto, fotografía, documento, audio, video, interactivo, etc.

El siguiente modelo ejemplifica un inventario como el sugerido.

Tabla ejemplo de inventario de contenidos
Contenidos/secciones Formato
      Texto Fotografía Video Aplicación o datos
Frutas            
  Banano   Descripción   Inventario y precio
  Fresa   Descripción   Inventario y precio
  Mora   Descripción   Inventario y precio
Verduras            
  Cebolla   Descripción   Inventario y precio
  Tomate   Descripción   Inventario y precio
  Berenjenas   Descripción   Inventario y precio
Soporte            
  Servicio al cliente   Introducción     Chat, Whatsapp y Correo
  Preguntas frecuentes        
Nosotros            
  Nuestro equipo   Intro. y perfiles De cada persona    
  ¿Cómo es nuestro proceso de limpieza?   Introducción Demostración  
  ¿Cómo es nuestro proceso de desinfección?   Introducción Demostración  
  Contacto   Introducción     Chat, Whatsapp y Correo
Opciones para un menú adicional          
  Términos y condiciones        
  Política de tratamiento de datos personales        

¿Cómo se produce el material?

A partir del inventario se deberá generar un plan de producción.  Esta planificación permitirá determinar la relevancia de cada material y en consecuencia asignar los recursos necesarios para lograr su ejecución.

El buen contenido se logra uniendo dos factores: conocimiento del tópico y calidad en la ejecución. Por ejemplo, una buena fotografía resulta de saber qué fotografiar y cómo hacerlo.

Cuando se planea el contenido es posible que surja la necesidad de contratar personal para asegurarse una buena calidad de ejecución. Hoy por hoy existen los medios para que cualquiera pueda escribir, hacer fotografías o crear video, sin embargo, no hay que subestimar las habilidades necesarias para crear piezas de alta calidad y por lo tanto es indispensable asignar presupuesto para tal fin.

El contenido también se puede comprar, como en el caso de una fotografía de stock. Para esto existen miles de opciones con y sin costo en Internet, no obstante, el control y la originalidad sobre el resultado es baja especialmente cuando se requieren imágenes muy específicas.

Otra opción es contratar realizadores de contenido que trabajan por pieza a través de servicios como Freelancer.com, esto brindará acceso a personal profesional a costo razonable.

Finalmente, algunos instrumentos en Internet requieren datos que vienen de otros sistemas. En este caso, el inventario es de fuentes de información y permitirá a quienes trabajen en el proceso de implementación detectar, analizar y establecer las verdaderas capacidades de integración u operación conjunta que existen entre tales sistemas y el nuevo instrumento. Más adelante en el siguiente apartado, se abordará con mayor detalle el particular.

 

Instrumento

Solo para recordar, en esta serie de artículos se denomina “instrumento” a cualquier página Web, tienda virtual o aplicación, entre otras opciones de canales digitales, que se construye en virtud de la presencia en Internet de un negocio.

Para meterse de lleno en el proyecto de construcción, primero hay que tomar una decisión acerca de cómo hacerlo.

Para esto hay dos opciones principales: en casa o contratando a un proveedor externo.

En casa (In house)

Es decir, en donde el empresario o emprendedor, directamente o a través de un equipo que depende de él, ejecuta las tareas necesarias para llevar a cabo el proyecto de construcción correspondiente.

Para ello existen las siguientes alternativas:

Servicios en la nube

Son herramientas que se ofrecen en Internet en modalidad de suscripción para generar páginas Web, tiendas en línea o aplicaciones. Basta con generar una cuenta de usuario, aceptar las condiciones de uso y seguir una serie de instrucciones para dar a luz un nuevo instrumento en Internet.

Algunas opciones, de acuerdo con el tipo de instrumento son:

Para crear
Páginas Web y Blogs Wix, Blogger, WordPress.com y Weebly
Tiendas virtuales BigCommerce, Shopify, WixStores y Squarespace


Estas soluciones se han esmerado en ofrecer implementación asistida y diseño automatizado a través de extensiones basadas incluso en inteligencia artificial como en el caso de WixADI. Estas tecnologías que simplifican el trabajo cada vez serán más robustas y podrán utilizarse en proyectos más ambiciosos, sin embargo, por ahora esta alternativa es una opción para quienes quieren arrancar con un instrumento en poco tiempo y sin mayor inversión, eso sí, no sin una que otra restricción.

Además de los servicios por suscripción, hay dos alternativas adicionales para crear páginas Web y tiendas virtuales a través de servicios en la nube. El primer caso es el de las “páginas” dentro de los perfiles de redes sociales como Facebook, Instagram y LinkedIn. Estas plataformas permiten crear espacios informativos para iniciativas, empresas y proyectos con un conjunto de limitaciones en cuanto a contenido, experiencia de usuario, funcionalidades y arquitectura. Sin embargo, lo que pierden en flexibilidad lo ganan en “viralidad”, permitiendo el impulso de una marca y el desarrollo del modelo de negocio asociado.

Para tiendas virtuales de productos la opción es participar en un marketplace establecido como MercadoLibre, Facebook, OLX, Éxito.com o el mismísimo Amazon. Simplemente hay que crear una cuenta dentro de estas plataformas de comercio electrónico para generar un catálogo y empezar a vender. Naturalmente implica comisiones, condiciones y competencia dentro de la misma plataforma, pero es una alternativa que ofrece un acceso rápido y directo a comunidades de compradores permitiendo la validación o expansión en nuevos mercados de los modelos de negocio.

Ilsutración que muestra una balanza, a un lado todo lo que incluye un CMS y al otro dinero.


Herramientas CMS o otros frameworks

Los CMS y otros frameworks son herramientas que descargan, instalan, configuran y personalizan para que con el trabajo de un experto den origen a cualquier instrumento para Internet. Son soluciones enfocadas en la flexibilidad y la autonomía, en donde quien construye debe hacerlo todo y al mismo tiempo puede hacer de todo.

Los CMS son sistemas para la administración de contenido (Content Management System) y con ellos se pueden construir desde una página Web personal, hasta un complejo sistema de soluciones y servicios corporativos, entre otros proyectos.

Los CMS y otros frameworks se pueden clasificar en dos categorías: soportados por una empresa (código cerrado) o por una comunidad (código abierto).

Algunas opciones, de acuerdo con el tipo de instrumento son:

Para crear Código cerrado Código abierto
Casi cualquier cosa Microsoft Sharepoint, HCL Web Content Manager (Antes IBM), Liferay y Sitecore WordPress.org, Drupal y Joomla
Tiendas virtuales Squarespace Magento, WordPress junto con Woocommerce, Prestashop y Opencart
Apps Ionic y Adobe PhoneGap React Native y Mobile Angular


Por supuesto que un CMS u otros frameworks, no serán las únicas herramientas que se necesitarán en la construcción de distintos tipos de instrumentos para Internet, sin embargo, casi siempre ofrecen una alta cobertura a las necesidades y un punto de partida para que cada equipo de trabajo profundice en las soluciones que los complementan.

¿Cómo elegir entre servicios en la nube o un CMS?

Son muchos elementos desde el punto de vista técnico, pero fundamentalmente es una cuestión de escala y de qué tanta ayuda o libertad se necesita para construir un determinado instrumento.

Servicios en la nube CMS o Frameworks
Si se requieren características generales. Si se necesitan funcionalidades muy específicas e incluso hechas a la medida.
Para escalas pequeñas y medianas. Para todo tipo de escalas.
Si no se requiere de altas dosis de personalización de la experiencia de usuario. Si se planea una experiencia de usuario altamente personalizada y original.
Si se buscan soluciones existentes. Si se quiere controlar todos los aspectos del proyecto.
Depende de una suscripción sujeta a términos y condiciones. Los de código abierto dependen de una comunidad, lo que les otorga una mínima dependencia hacia una única persona u organización.
Si no se necesita integrar muchos servicios externos u otras aplicaciones. Si el instrumento debe conectarse y hacer transacciones con otros sistemas.
Si no existen restricciones legales que impidan el manejo de datos por parte de terceros. Si se cuenta con fuertes restricciones para el manejo de datos o se gestiona información sensible.
Si el proyecto no es intensivo en estándares. Si existen políticas muy estrictas, restricciones y otros estándares de obligatorio cumplimiento no disponibles en las soluciones en la nube.

Si se dificulta el proceso de elección de la herramienta, especialmente en la escala de proyectos medianos o grandes, lo mejor será buscar el apoyo de un proveedor externo con suficiente conocimiento y experiencia como para no tener que tomar decisiones en soledad.

Contratando un proveedor externo

En este segundo escenario, se vincula a un proveedor para que asuma todo el proyecto de construcción.

Esto implica tener que:

  1. Ubicar a una persona, equipo o empresa, para lo cual se tiene la opción de buscar proveedores en Google, perfiles en LinkedIn o freelancers independientes en plataformas como Upwork o Toptal.
     
  2. Seleccionar el proveedor. Más adelante en el apartado que describe los roles de un equipo encargado de la implementación, se mostrarán las capacidades y conocimientos que debe procurar un proveedor, no importa si es:
    • Un único profesional, en lo posible un fullstack developer, que reúne en una sola persona muchas capacidades necesarias para encargarse del proyecto de forma integral, por supuesto en casos donde dos manos no sean suficientes.
    • O un equipo con varios integrantes de perfiles complementarios el cual podría hacerse cargo de proyectos más grandes o en menor tiempo. Además de ser interdisciplinarios, estos equipos suelen ofrecen metodologías de dirección de proyecto más robustas, auditoria y un control de calidad más minucioso, pues como dice el sabio refrán: “dos ojos ven mejor que uno”.
       
  3. Contratar es quizás la parte definitiva de la decisión y por ello debe ser lo más formal posible, exigiendo condiciones, plazos, metodologías y resultados claros y específicos. Aunque sea dispendioso, hay que redactar un contrato vinculante que resuelva además de los aspectos básicos del proyecto, asuntos como la propiedad de los desarrollos, la confidencialidad, el soporte post venta y la garantía.
     
  4. Controlar que el proveedor cumpla con los puntos de control o la calidad es uno de los aspectos más importantes para el éxito del proyecto. Para esto hay que exigir que éste cuente con una metodología y un plan de trabajo claros desde el inicio. Si desde el principio surgen problemas, un sistema de penalidades incrementales puede aclarar al proveedor la determinación por trabajar con un equipo responsable. Por supuesto, de parte de quien contrata también hay que evitar el incumplimiento en la entrega de los insumos, la parálisis de decisiones y el estrangulamiento del proveedor con requerimientos ocultos o imprevistos.
     
  5. Recibir. ¿Entregar el instrumento es la fase final del trabajo de un proveedor? No, porque después de recibirse a satisfacción, se acostumbra un periodo de garantía para cubrir fallos, así como la contratación de un servicio para el mejoramiento y soporte del proyecto.

En nuestro ejemplo del modelo de negocio para la “entrega de mercados de frutas y verduras a domicilio lavados y desinfectados”, podríamos decantarnos por construir la tienda virtual en casa a través de una solución como WixStores o Shopify. Con esta alternativa estaríamos dando un paso concreto a través de personal propio de una manera modesta, mientras nos damos el tiempo de generar recursos y aprender sobre el negocio y el medio. Sería la forma de hacer una “primera versión” capaz de generar dinero, pero que de manera asistida fuera brindándonos la oportunidad de afianzar la oferta de servicio y el portafolio de clientes.

¿Y cómo es el proceso?

Una vez se determina el camino, hay que ejecutar una serie de actividades como:

Decidir el nombre y registrarlo

El nombre de dominio sirve para que los clientes objetivo ubiquen el negocio y al mismo tiempo lo identifiquen.

Ejemplo: el nombre de dominio “miproyecto.com” representa la marca del negocio y al mismo tiempo da origen a una dirección en Internet como www.miproyecto.com, con la cual sería posible ubicarlo en la red.

El dominio se compra por menos de USD 50 al año y el proceso es tan simple como decidir el nombre y pagar por éste. Se adquieren en Internet en sitios como Godaddy o Mi.Com.co.

Cuando se registra un dominio, se obtiene el derecho a utilizar el nombre por un espacio determinado de tiempo y a pagar indefinidamente por una renovación a un costo similar.

Primer consejo: nunca haga este proceso por medio de un proveedor. El dominio es un activo crucial que con el tiempo es el único que capitaliza todo el valor de una presencia en Internet.

Segundo consejo: nunca pierda de vista los datos de acceso al proveedor en donde registró sus dominios.

Tercer consejo: no decida el nombre en sí mismo a la ligera. Trate de ubicar un nombre corto y fácil de recordar que tenga sentido para la presencia en Internet de su negocio.

Cuarto consejo: un mismo dominio puede servir para múltiples instrumentos. Por ejemplo, una marca como “miproyecto”, podría tener un dominio principal: www.miproyecto.com para la página Web y un subdominio como compras.miproyecto.com para una tienda virtual. En otras palabras, no es necesario comprar un dominio para cada nuevo instrumento.

Elegir una ubicación en Internet para alojar el instrumento (hosting)

Internet es una red de servidores conectados entre sí y el hosting es el servicio que vende un espacio para publicar información dentro de estos equipos de manera que sea visible por cualquier usuario del planeta.

Es un servicio que se contrata por anualidades o mensualidades en donde el no pago significa que el instrumento se deja de mostrar, por lo que se debe tomar muy en serio el contacto y relación con el proveedor y asegurar adecuadamente los datos de la cuenta de usuario que se generan en virtud de la relación.

Para seleccionar un proveedor de hosting se sugiere que:

  • Sea un servicio especializado para el tipo de plataforma que se utilizará en la construcción del instrumento. Si, por ejemplo, se utiliza Drupal, un servicio especializado como Acquia sería una maravillosa opción especialmente para el ámbito empresarial.
  • Ofrezca la oportunidad de crecer.
  • Brinde herramientas de administración fáciles de utilizar y que ahorren tiempo.
  • Cuente con soporte personalizado en el idioma nativo del equipo de trabajo, todo el día, todos los días del año.
  • Se comprometa con una disponibilidad en línea que “garantice” un mínimo de 99.95% de “tiempo al aire”.
  • Genere respaldos de la información de manera automática.
  • Sea una empresa que goce de excelente reputación.

Quinto consejo: blogueros especializados publican constantemente reseñas de los mejores hostings en distintas circunstancias y éstas pueden ser muy ilustrativas para tomar una buena decisión.

Los costos del servicio de hosting pueden variar mucho, entre unos pocos dólares al mes, hasta varios miles. No obstante, con menos de USD 30, se puede adquirir un hosting suficientemente bueno como para que un proyecto pequeño pueda operar sin inconvenientes durante sus primeras etapas.

Implementar

Si la implementación se realiza a través de “servicios en la nube” como Wix o Shopify, el proceso será muy intuitivo e incluso automatizado. No obstante, se debe invertir tiempo organizando la lógica de navegación y cargando contenidos. Para esto, varios de los insumos sugeridos a lo largo de esta serie de artículos son indispensables, especialmente: el mapa de navegación, el inventario de contenidos y el diseño de experiencia general de usuario de las “pantallas críticas”.

Con estos insumos y el apoyo de la herramienta, “simplemente” hay que seguir los pasos sugeridos en cada caso para llegar al resultado deseado.

Si, por el contrario, la decisión es utilizar una solución CMS o framework existente, el proceso de implementación se complejizará, pues estas tecnologías siguen un flujo de trabajo totalmente diferente enfocado en la flexibilidad.

En este caso, la herramienta simplemente sugiere un método, para que sea el equipo a cargo quien decida los detalles correspondientes de acuerdo con las características del proyecto.

Se requiere por tanto de experiencia en el uso del CMS y en el proceso de implementación, además insumos y un plan de trabajo concreto y bien formulado.

Esta serie de artículos no pretende abarcar tanto detalle, pero en general un proceso de implementación resuelve cosas como:

  • Creación de un diseño técnico, que es la manera en que el equipo a cargo transforma los requerimientos del instrumento en definiciones técnicas que le permitan proyectar un resultado.
     
  • Estructuración de los datos, en donde se define cuáles datos y qué relaciones deben existir entre éstos para que el instrumento funcione de la manera que se pretende.
     
  • Generación y configuración de funcionalidades preexistentes requeridas por el instrumento y otras estructuras como la navegación.
     
  • Theming, que es la tarea que busca modelar la experiencia de usuario dentro de la plataforma CMS o framework y resolver todos los detalles finos acerca de su presentación en distintas circunstancias y dispositivos.
     
  • Webdeveloping e integraciones, con lo que se extiende el alcance funcional de un instrumento para resolver necesidades únicas, se conecta la solución con otras fuentes de datos o se logra una operación coordinada con otros sistemas o tecnologías.

Además, el proceso de implementación puede involucrar múltiples roles:

  • DBA. Son quienes planean y diseñan la manera más eficiente de almacenar, consultar y gestionar los datos que componen cualquier sistema o instrumento.
     
  • Front-end. Se encargan de todo aquello que interactúa con el usuario, es decir que son quienes materializan las pantallas que componen la experiencia de usuario del instrumento.
     
  • Back-end. Encargados de dotar de lógica y control a las operaciones de datos que ejecuta el instrumento.
     
  • Integraciones. Brindan las capacidades necesarias para poner a “hablar” los sistemas entre sí.
     
  • Infraestructura. Optimizan los recursos de software y hardware que se deberán poner al servicio del instrumento para una operación sin mayores sobresaltos.

El proceso de implementación se puede supervisar siguiendo las siguientes recomendaciones generales:

  1. Hay que juzgar especialmente los detalles que es en donde la mayoría de los equipos de implementación fallan. Un especial cuidado en el detalle, es un fuerte indicio de un proceso de implementación robusto, riguroso y que se mantuvo dentro de lo planeado.
     
  2. Hay que hacer un seguimiento a la implementación a través de puntos de control y no mediante revisiones de tiempo u otros medios. Supervisar la dedicación o avance cronológico de una implementación puede ser una pesadilla, mientras que una revisión exhaustiva de algunos hitos puede evidenciar con mayor claridad dificultades y limitaciones.
     
  3. No se deben prorrogar los plazos, mucho menos si esto sucede al principio del proyecto o si se convierte en una práctica regular.
     
  4. Un buen equipo de implementación trabajará con estándares. Un equipo flojo en cambio esquivará todo lo que tenga que ver con regulaciones porque usualmente las desconoce, no las introduce en su práctica regularmente o incluso las incumple conscientemente al ejecutar trabajo de una manera apurada o despreocupada.
     
  5. El rigor de la documentación. Equipos inexpertos en implementación suelen ser muy laxos con esta tarea que es fundamental para la consecución de resultados de primer nivel.
     
  6. Las comunicaciones deben fluir. Los equipos de implementación que afrontan problemas internos suelen aislarse o reducir sus interacciones con el cliente.
     
  7. La capacidad de respuesta. Si ante los primeros fallos existe una respuesta adecuada que redunda en una mitigación efectiva, esto es un buen síntoma de que se trata de un equipo de implementación maduro.

Cargar contenido

Mientras se construyen los instrumentos, es necesario que se genere un proceso de carga de contenidos o de integración con fuentes de datos.

Este proceso puede hacerse de tres maneras:

  1. Manual. Cuando se contrata a un grupo de personas para que de forma individual suban los contenidos o datos a la respectiva plataforma. Es útil en casi todos los proyectos, sin embargo, debe utilizarse más que nada en contenidos o datos en los que el proceso manual genere valor agregado para la información, como por ejemplo cuando se añade formato a un texto, se etiquetan fotos, se valida la consistencia de información o se complementan los contenidos con ayudas visuales.
     
  2. Automática o migración. Se da cuando se pretende pasar información desde una fuente a otra en grupos o lotes. Es algo así como un trasteo de datos.
     
  3. Vía integraciones. Pretende validar la consistencia de datos que se comparten o provienen de otra aplicación conectada de manera automática.

Depuración o pruebas

Cualquier instrumento implementado y con suficientes datos o contenidos debe surtir una serie de pruebas antes de ser liberado en Internet.

Las pruebas son un conjunto de validaciones técnicas y de integralidad que van desde asegurarse que el resultado funciona correctamente y corresponde a lo planeado en términos de arquitectura de información y experiencia de usuario, hasta que el mismo se adhiere a una serie de buenas prácticas en cuanto a rendimiento, seguridad y aplicación de estándares.

Es indispensable que las pruebas se surtan pues de otra manera no se podrán anticipar fallas que resultan obvias, molestas y más que nada costosas.

Salir a producción

El último paso de todo el proceso de construcción de cualquier instrumento para Internet es su “salida en producción”, que se refiere a que el producto es publicado en su ubicación definitiva.

A partir de este momento el instrumento queda disponible para que el cliente objetivo lo utilice y por supuesto que este evento marca el inicio de operaciones de los negocios o iniciativas para los cuales fue creado.

La salida en producción no es un simple acto de publicación, pues dependiendo de la escala requiere de una serie de actividades técnicas y de preparación de quienes estarán atentos a la operación del modelo de negocio.


 

Por supuesto que esto plantea nuevas y muy importantes preguntas, acerca de cómo promocionar y operar el nuevo instrumento.

La siguiente entrega, la operación.